| español | português |

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

quiénes somosformaciónpublicacionesartículosactividades

Artículos


Dr. Dalmiro Bustos

Narcisismo y relacin objetal

No es ninguna novedad decir que la subjetividad está en consonancia con la dinámica de una comunidad. Tampoco estaré diciendo algo nuevo al señalar que tanto Argentina como Brasil se encuentran atravesando por una larga y penosa crisis. Que por larga y penosa ya dejó de ser crisis para convertirse en un estado permanente. Podríamos agregar una extensa lista, como mínimo todo el tercer mundo profundamente afectado por la nueva dictadura económica llamada globalización.
Pasamos por una trasformación profunda en la que los valores e ideales comunitarios se encuentran subordinados a los objetivos personales y fundamente a los económicos. Este hecho nos encuentra habitando países pobres. Es decir que si los ideales económicos no se cumplen, se convertirán en constante fuente de frustración. Las metas económicas carecen de un ideal comunitario que genere el deseo de una lucha que exceda los límites del individualismo. Pero esto es solo una parte del problema.
Tengo el privilegio de ser invitado a coordinar talleres y dar clases en diversos lugares del mundo como Europa y los Estados Unidos. Además de mis lugares habituales -Argentina y Brasil- he trabajado habitualmente en Chile, Uruguay y México. Y en todos estos países hay un aspecto que se repite: el individualismo aumenta en progresión geométrica y junto a esto cunde la sensación de profundo vacío.
Cómo podemos comprender este hecho? Moreno nos enseña que el ser humano no existe a menos que sea comprendido en relación. Es concebido tan solo por existir un vínculo que le da una matriz. Siempre que alguien es mirado, hay alguien que lo está mirando, siempre hay que incluir el observador en el resultado de lo observado. Nada puede ser concebido a no ser dentro de un vínculo. Vínculo que forma parte de una red, que llamamos red sociométrica que da origen al átomo social, que será la matriz vincular del niño. Esta matriz
vincular se encuentra impregnada por los valores de la sociedad que la ircunda.
No hace falta una mirada muy profunda para comprender cuales son los valores que propugna nuestro mundo. La competencia es exaltada de tal manera que nuestro adiestramiento tiene como objetivo ganar a cualquier precio. El valor de un ser humano está centrado en su competitividad, no en su competencia. Los vocablos son parecidos, pero no nominan el mismo proceso. La competencia, o ser competente significa dar lo mejor de si mismo, sea cual sea la materialización de esta cualidad. El aporte a la comunidad, el nivel y calidad de los vínculos que establece, son aspectos esenciales en la conformación de la autoestima. Es interesante recordar que en la antigua Roma había dos categorías de habitantes: los ciudadanos que eran los que participaban activamente en su comunidad, y los llamados idiotas, denominación reservada para aquellos cuya acción no se revertía en beneficio a los demás.

    NARCISISMO Y LA FANTASÍA DE DETENCION DEL TIEMPO
El mito de Narciso fascinó a todos los investigadores de la mente humana desde el principio de los tiempos. Es uno de los mitos que mas versiones tiene: cada época da origen a la preponderancia de una nueva versión según las necesidades y prejuicios de la época. En la versión original, que corresponde a una leyenda Beocia, Narciso era un hermoso joven del cual se enamora un joven llamado Aminias. Narciso despreciaba el amor, de cualquier denominación, y le regala una espada, con la orden de que se diera muerte.
Aminias obedece, pero antes lo maldice y al pasar por un lago, ve su imagen reflejada en el mismo y se enamora de ella, terminando en el suicidio por imposibilidad de concretar su pasión. El evidente contenido homosexual del mito, lo convierte en algo difícil de asimilar por los mitólogos de otra época los que producen un amor incestuoso por su hermana gemela Eco. Ovidio por su parte nos dice que el adivino Tiresias predice que el muchacho, siempre bellísimo, viviría una larga vida, siempre y cuando no llegara a conocerse a si mismo. Para hacerlo Narciso vive su larga vida amado por hombres y mujeres, pero sin corresponder a nadie.
Cada versión agrega un aspecto de los innumerables ángulos que ofrece la leyenda, que como sabemos refleja aspectos del inconsciente colectivo. Si Narciso no llega a conocerse, según Tiresias, puede sobrevivir. Pero conocerse implica en reconocer sus necesidades de amor, de contacto. Todo aquello que no se puede obtener por uno mismo. El otro, sea quien sea, señala la ruptura de la omnipotencia y la quiebra de la fantasía de detención del tiempo y el advenimiento de la consciencia de finitud.

    NARCISIMO Y TEORIA VINCULAR
Si observamos el concepto de narcisismo desde la teoría vincular de Moreno, tendremos que referirnos al primer universo, aquel momento del desarrollo en la que el bebé se siente como parte indivisible del mundo que lo circunda. En la vivencia de totalidad la noción del tiempo es inexistente. La ternura, como sentimiento primario, es la precondición necesaria para que un ser humano adquiera la capacidad de establecer vínculos íntimos. Si los vínculos que contienen al bebé en esta temprana etapa del desarrollo, contienen ternura, el bebé incorpora al diferenciarse, la sensación de la existencia de la plenitud que otorga la ternura con su presencia. Sabrá así que el amor existe, no como concepto sino como realidad existencial y palpable. Y al reconocerla, sabrá buscarla.
La espontaneidad, como centro de la teoría de Moreno, necesita de la ternura para propiciar su emergencia. Cuando la espontaneidad está ausente, el clima de tensión queda también incorporado como parte constitutiva del ser. En su lugar emerge la angustia, situada en las antípodas de la espontaneidad. La angustia es profundamente temida por el ser humano por su carácter desintegrador, va haciendo necesaria la implementación de estrategias que llamamos mecanismos de defensa, que la van haciendo tolerable. Las condiciones de seguridad necesarias para el establecimiento de la autoestima, aquello que Ronald Laing llamó seguridad ontológica básica, constituye la base de una buena capacidad vincular. Las heridas en esta etapa dificultan el flujo de la espontaneidad necesaria para dar respuestas adecuadas a estos estímulos.
La maduración psicofísica marca el momento de ruptura de la fantasía de totalidad.
También la mitología nos ayuda a comprender este momento crucial para el futuro de un ser humano. Crono, Dios del tiempo, libera a su madre de la dictadura sexual de su padre, castrándolo. La omnipotencia tiene en el tiempo su peor enemigo. Para que sea mas evidente la ecuación presentada, al caer al mar los testículos del padre de Crono- Zeus- nace Afrodita, Diosa del Amor.

    NARCISO ACTUAL: de lo temido a lo deseado.
En el mismo lugar de valoración se encuentra la preponderancia de la imagen versus el contenido. Parecer joven es primordial, y parecer sustituye al ser. Dorian Grey es el modelo predominante. La fantasía de detención del tiempo está centrada en la apariencia. A veces al precio de innúmeras cirugías que permiten comprar la fantasía de eterna juventud. Las bellísimas modelos pasan a ser modelos identificatorios de una juventud que se pelea por comprar marcas de griffes de moda, las que los acercarán a sus idealizados referentes.
Con este cambio de paradigma, el narcisismo pasó de ser una instancia patológica temida, para convertirse en un ideal social. Este hecho tiene muchos y claros antecedentes en los cuales una característica temida pasa a ser constitutiva del deseo. La homosexualidad era clasificada como instancia patológica, denominada perversión sexual, mientras que actualmente se la considera como una de las alternativas de elección sexual de un ser adulto.
    La autonomía se va estableciendo gradualmente permitiendo una realización personal deseable y que nutre, en parte, la autoestima. Pero solo lo será si se encuentra balanceada por una capacidad de dependencia madura que permita el acceso al amor. En estos momentos la autonomía está endiosada y la dependencia es temida como sinónimo de debilidad. En un taller que coordiné recientemente en Inglaterra, pedí al grupo que produzca imágenes ligadas a la palabra autonomía. La postura erecta inmediata fue la primer respuesta y luego aparecieron personajes como reyes, reinas, superman, millonarios.
Poderosos y triunfadores. Como eco a la palabra dependencia aparece primero una actitud corporal curvada y los personajes eran el jorobado de Notre Dame, un lisiado, un ratón asustado etc.
No hay relación de pareja- como origen o no de un núcleo familiar-, que se pueda sostener sin un grado de dependencia adulta. Los objetos de amor no son descartables o fácilmente sustituibles El amor genera una dependencia que, al estar denigrada, es vivida como una amenaza. Narciso odia y trata de destruir a quien lo ama porque lo hace sentir vulnerable.
Y como tal generadora de angustia, ya que atenta contra el ideal del yo. Lo paradójico de esto es que la tan temida dependencia reaparece disfrazada, ya que no hay narciso sin el lago que lo espeje. Y el lago interactivo es la mirada del otro. Se busca el aplauso y la aprobación que confirme el valor de los logros. Con lo cual Narciso vuelve a morir dentro del lago que lo fascina y destruye. El agravante es que como Ulises es fascinado por el canto de las sirenas, la atracción es promovida por falsos objetivos que prometen el paraíso tan solo con ir atrás de valores que no son mas que engañosas metas.
Los vínculos de pareja conformados en este contexto, son lábiles desde un comienzo. Una joven pareja me consultó recientemente. Ambos son profesionales, ambos con éxito y bienestar económico. Había llegado el momento de decidir si querían o no tener un hijo ya que el reloj biológico marcaba los límites. Ella aduce que como mujer tiene derecho a tener un hijo, pero no obligación. Lo cual indica una postura madura al ejercer un recién adquirido derecho de la mujer. Cuantas mujeres se han forzado a una temprana maternidad no deseada por tener que obedecer a un mandato que condicionaba su prestigio.
Pero investigando un poco mas profundamente, aparece un deseo profundo de tener un hijo, junto con un pánico: perder la carrera que tiene con su marido. Ella gana más que él, lo cual crea dificultades en él y sensación de triunfo y supremacía en ella. Según sus palabras, ser madre, supremo valor femenino de una época, la convierte en perdedora, con deterioro de su autoestima.

   LOS VINCULOS AMOROSOS
El amor de pareja se nutre de sexualidad, predominante en un primer período, el proyecto común, que contiene la idea de familia, y la afectividad que determina el compañerismo.
Las tres instancias construyen una relación de pareja no circunstancial. Cada una de ellas predomina en los diferentes momentos de la vida. La ternura es un elemento condicionante de la intimidad, importante en las tres instancias. La ternura y el narcisismo son incompatibles. Alguien puede hasta conseguir placer sexual por si mismo, pero nadie puede ser su propia fuente de ternura. La presencia de ternura en un vínculo implica en abrir hacia el otro la vulnerabilidad, que al ser compartida configura las bases para establecer encuentros profundos. La intimidad amenaza la fantasía de autoabastecimiento y de autonomía absoluta. Para una estructura narcisista necesitar a otro es sinónimo de fracaso.
La vulnerabilidad es una condición humana basada en la consciencia de finitud y en que las necesidades y deseos de un ser humano, en gran parte, nos lleva a buscar a quien pueda satisfacerlas. Los valores actuales llevan a denigrar estas necesidades que pasan a ser sentidas como fragilidad. Esta temida condición hace que muchas veces se termina huyendo o atacando a quienes despiertan tan deplorables sentimientos. Quienes paradójicamente serían potencialmente deseables objetos de amor. Estos temores eran predominantemente sentidos por los hombres. Actualmente las mujeres también sienten esta dificultad. En una sesión de pareja, la esposa le dice a su marido: "Quiero separarme porque cada vez que estamos cerca, siento el intolerable deseo de ser protegida"

    NUEVOS MODELOS
Puede sobrevivir la relación de pareja a esta dinámica?. Siempre que trato este tema intento no caer en una visión apocalíptica dada por la realidad que va cambiando vertiginosamente y dejándonos al margen de la posibilidad de participar en ella. La época que vivimos como protagonistas nos ofrece el amparo de lo conocido. El cambio nos deja atónitos, como ha dejado atónitos a las generaciones que nos precedieron y que veían con espanto las relaciones prematrimoniales, o la mujer ejerciendo el derecho a tener una realización extrafamiliar. Actualmente las parejas pueden decidir seguir un vínculo sin convivir, o dejar de lado la fidelidad como valor indispensable. La posibilidad de divorcio configura una opción no catastrófica desde el comienzo mismo de la constitución de las parejas.
Economías separadas son establecidas sin que nadie se asombre. Asistimos a cambios que harían temblar los valores que predominaban en el pasado. La temporalidad se incorpora de manera claramente diferente. "Hasta que la muerte nos separe" fue un ideal vincular durante muchos años y su trasgresión traía culpa para el que la provocaba y profundo sufrimiento para la víctima. Estaba claramente establecido que un vínculo era para siempre.
Por lo menos hasta demostración de lo contrario. Actualmente los vínculos son considerados temporales desde el comienzo. Las jóvenes parejas se refieren a la posibilidad del divorcio con toda naturalidad. "Hasta que el juez nos separe" sustituye el romántico para siempre.
Sabemos los que llevamos algunos años en el difícil arte de vivir, que el falso "para siempre" costó muchas vidas, ya que se forzaba a mantener vivo a un vínculo que ya se había agotado.
Que semejaba a Karen Quinlan aterradoramente sujeta a aparatos que la ataban a una vida vegetativa. Pero también sabemos que actualmente se apela a la separación con excesiva ligereza. Como terapeuta de parejas con muchos años sobre los hombros, veo que se contempla la separación ante cualquier alternativa. Y que superada la crisis se podría continuar con un vínculo saludable. Así como debo decir cuantos sufrimientos y anulaciones de seres humanos han ocurrido por no apelar a una separación a tiempo.
Frente al avance inexorable de estos cambios puedo compartir con Uds. mis reflexiones.

    PARA FINALIZAR
Vivimos en un tercer mundo que quiere afirmar sus derechos de sobrevivencia. Nuestros valores como latinoamericanos incluyen esencialmente la emocionalidad, para bien y para mal. Los efectores de las dinámicas viven un mundo que tiene necesidades y características diferentes. Son pueblos mas racionales, con mas capacidad de organización mucho mayor y con necesidades primarias mucho mas satisfechas. Aún así la juventocracia los angustia. Los ejecutivos, símbolos de nuestros tiempos, viven con el temor de no poder acompañar los cambios vertiginosos, perder el tren. No hay tiempo para descansar, para el placer, para el amor, para el sexo. Las casas de masajes funcionan como los Mac Donalds´s del sexo.
Satisfacción rápida. Fast Food. Fast Sex. Fast love?. Las necesidades de ternura, afecto e intimidad son reducidas al mínimo. Las metas son otras. Para un anglosajón o un germánico, esto es serio, pero soportable. El Prozac ayuda a obtener la indiferencia y la disminución del sufrimiento. Las drogas, el tabaco, el alcohol, también son sustitutos del contacto afectivo y permiten el placer solitario. Y pasado el efecto, terminado el problema.
 O tan solo postergado.
Pero somos latinos. El sol, el mar, el color nos estimulan al placer y el contacto. La sensualidad nos impregna. Si nuestro ideal comunitario está imbuido de valores importados se imprime una sensación de pasar la vida haciendo esfuerzos para llegar... bien lejos de nuestra esencia.  La depresión por falta de un sentido profundo de vida nos marca el peligro de una sociedad que precisa luchar para rescatar sus valores fundamentales, aún cuando se incluya en los cambios que marca un mundo globalizado. Hace poco tiempo, un paciente millonario y poderoso, habiendo llegado a la etapa final de su vida se planteó que, si hubiera un mas allá solo llevaría consigo los momentos inefables de encuentros afectivos con su mujer, sus hijos, sus padres y sus amigos. Es decir, el amor. Que no se puede sustituir por celulares o Internet a autos ultramodernos. Ni por el inexistente Fast love.
Observando la evolución del ser humano a través del tiempo, podemos comprender que cada crisis de valores encuentra sus defensas para que los valores esenciales perduren.
La sabiduría permanece aún cuando cada individuo se empeñe en hacer todo lo posible por destruirla. Y esta sabiduría nos lleva al borde del precipicio para poder comprender nuestra responsabilidad para mantener viva la llama del amor. Y no me refiero meramente al amor interpersonal. Es también amor preservar nuestro planeta. Es también amor contribuir a erradicar o por lo menos paliar la miseria que hace que diariamente miles de niños mueren por desnutrición. O que la famosa globalización sea en realidad que estamos siendo englobados, para que el enriquecimiento de los nuevos dictadores sea a costa de nuestros pueblos. El analfabetismo nos esclaviza. No conviene a los nuevos Hitlers de la economía que podamos pensar. Usan la nueva dinámica para encarecer cada vez mas la educación. Lo cual la hace accesible solo por algunos privilegiados, que son sus aliados.
Y esto no es un caldo de cultivo para el amor, ya que es amor permitir que todos tengan derecho a educarse de acuerdo a sus capacidades. Es amor hacer que alguien pueda desarrollar su competencia.
Es también amor el esfuerzo que ponemos en este mismo momento para tratar de trabajar juntos para aprender de nuestras experiencias, en vez de aislarnos en nuestros pequeños y narcisisados castillos de cristal.


BIBLIOGRAFIA

BUSTOS DALMIRO M.:  NOVOS RUMOS EM PSICODRAMA ED ATICA SAO PAULO 1992.
PSICOTERAPIA PSICODRAMATICA ED BRASILIENSE SP 1979
O TESTE SOCIOMETRICO ED BRASILIENSE SP 1980
PERIGO AMOR A VISTA ED ALEPH SP 1990

MORENO JACOB L PSYCHODRAMA VOL 1 ED BEACON HOUSE NEW YORK 1977
PSYCHODRAMA VOL 2 BEACON HOUSE NY 1976
WHO SHALL SURVIVE BEACON HOUSE 1976

GRIMAL PIERRE DICCIONARIO DE MITOLOGIA GRIEGA Y ROMANA ED PAIDOS
BS AS 1986.

Descargar texto

Honduras 4034 dpto. 1, Palermo | Buenos Aires, Argentina | info@institutojlmoreno.com | (+5411) 4862-7867
diseño web: BCNIS